Tips Poen: Consejos para prevenir el síndrome de ojo seco

11:40:00


Todo cambio de estación conlleva una variación en las condiciones medioambientales y esto el cuerpo lo nota. En el otoño pueden aparecer molestias oculares relacionadas con la sequedad ocular y, en algunas personas, problemas alérgicos, aunque esto suele ser más frecuente en primavera. ¿Cuáles son sus causas? Como explica Jorge Vila Arteaga, oftalmólogo de la Clínica Vila, en Valencia, es común que exista cierta predisposición: “Algunas personas tienen una alteración en la lágrima que puede afectar tanto a su cantidad como a su calidad. Es lo que llamamos síndrome de ojo seco”.
Enfermedades oculares o generales, cambios hormonales, tratamientos con algunos fármacos o simplemente la edad son factores que influyen en el síndrome de ojo seco. “Todo esto empeora cuando se modifican las condiciones medioambientales, cuando existe mayor contaminación o estamos más horas delante del ordenador y, por lo tanto, parpadeamos con menos frecuencia”, apunta el experto.
Determinados factores favorecen la aparición de ojo seco. La composición de la lágrima, que es la que protege el ojo, se modifica con los cambios hormonales ligados a la menopausia, también con algunas enfermedades de tipo inmunológico, como el síndrome de Sjögren, o de origen reumático. Asimismo, algunos fármacos pueden empeorar los síntomas. Las personas que han tenido recientemente alguna enfermedad en los ojos, como las conjuntivitis, o los que han precisado una cirugía ocular tienen también una mayor predisposición. “Otro factor que no debemos olvidar son las horas que algunos pasamos delante del ordenador; eso nos obliga a fijar la mirada durante demasiado tiempo, parpadeando con menos frecuencia y aumentando la evaporación de la película lagrimal”, alerta Vila.

¿Cómo se puede prevenir?

Algunos de estos factores se pueden prevenir. Estos son algunos consejos para conseguirlo:
  • Situarse correctamente ante el ordenador y descansar la vista de vez en cuando para que el ojo se relaje y la superficie ocular se recupere.
     
  • Tratar las enfermedades oculares correctamente para que no se produzcan secuelas como la sequedad. “En ocasiones, es conveniente prolongar el tratamiento más allá de cuando notamos los síntomas”, matiza Vila.
     
  • Seguir una dieta rica en omega 3 y baja en omega 6. Como afirma el experto, “cada vez hay más estudios que dan mayor importancia a una correcta nutrición en la prevención y tratamiento de la sequedad ocular. El equilibrio nutricional también es fundamental para el ojo”.

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook