Tips para unas vacaciones saludables

08:05:00


Cuando hacemos la maleta para partir por vacaciones, casi siempre nos encontramos con que perdemos todos los hábitos saludables que llevábamos siguiendo a rajatabla durante algún tiempo. En este caso particular vamos a darte algunos consejos para que eso no pase, pero sobre todo para que puedas disfrutar igualmente del destino, porque tener unas vacaciones saludables no implica renunciar a algunos caprichos.

Caprichos por un lado

  • De seguro que, cuando aterrizamos en el destino, lo primero que pensamos es en disfrutar de sus platos, y muchos de ellos son de esos dulces golosos nada recomendables. Te los puedes permitir, pero siempre pensando en que otra comida del día habrá que reducirla a verduras o ensaladas más sanas.
  • Todos los destinos son aptos para recorrerlos a pie o en bicicleta. Solo hay que tener las ganas de viajar con un estilo de vida saludable para hacerlo. ¿Te animas?
  • Siempre que puedas, procura ser tú quién controle la comida que preparas en vacaciones. Si no es posible un día no pasa nada, pero, por ejemplo, para excursiones de todo el día o actividades similares, siempre puedes comprar los alimentos y prepararlos para luego empacarlos para llevar.

La salud en el destino de vacaciones

  • Cuando viajamos lejos, hay que prestar especial atención al jet-lag. De hecho, esto se convierte en una verdadera pesadilla para muchos viajeros. ¿La solución? Darle tiempo a tu cuerpo para que se habitúe y no forzarlo a que haga cosas cuando realmente no puede dar más de sí.
  • Si viajas en avión es común encontrarte con resfriados y gripes por los cambios de temperatura. Tenlo en cuenta para prevenirlo llevándote una manta, y sobre todo, lleva medicamentos o remedios con los que tratarlo en caso de que no funcione lo primero.
  • Para la comida, aunque de seguro que quieres disfrutar mucho con las especialidades locales, eso no está reñido con la salud. Así que lo mejor que puedes hacer es precisamente apostar por los mercados locales. En ellos encontrarás productos frescos y podrás probar igualmente los alimentos típicos del lugar.
Como ves, no es incompatible tener unas vacaciones saludables con disfrutar de ellas, y yo creo que si pones un poco de tu parte, tanto tu salud como tú misma las disfrutaréis mucho más ¿No te parece?

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook